Diversión para picar

Esto de los embutidos de producción artesanal ya está muy visto, ¿no creéis? La masia, el abuelo,  el matadero… Para vender jamón cocido funciona, desde luego. Y si esos son los valores de una marca, no dudaríamos un segundo en recomendarlo. Pero Can Calet tiene un producto distinto que compite en un mercado distinto. Bueno, tener, tienen muchos más productos, pero el que han empezado a trabajar con nosotros son los snacks de embutidos para un mercado internacional.

Investigación y desarrollo – Empezamos por sumergirnos en el apasionante mundo de los snacks de carne, que quizás en España no tengan mucha tradición, pero que en mercados internacionales tienen un peso enorme, especialmente en los norte-europeos. Descubrimos que el producto de nuestro cliente era muy diferencial y que tenia un potencial enorme, pero que presentarlo con valores de charcutería tradicional no tendría mucho impacto. A buscar otro camino.

  • Packaging
  • Ilustración
  • Naming
  • Copywriting

El primer paso fue pensar en un nombre que transmitiera origen; los productos son típicamente ibéricos (chorizo y fuet) y además nuestro cliente nos pidió que se utilizara algún identificador típicamente español mundialmente reconocido. E incorporar a esta denominación otro elemento que hablara del momento de consumo, de un producto de compra impulso, de un tentempié apetecible y de consumo despreocupado. En resumidas cuentas, chuchería de carne con denominación de origen. Y que lo entienda todo el mundo.

Así creamos el nombre de la gama: Snacky Tapas. Y de ahí desarrollamos los descriptores de producto: sticks y bites. Igual de apetecibles que comprensibles para cualquier mercado. Ahora, veamos el diseño.

Cerdos felices – Como las gallinas que ponen huevos de calidad, los cerdos de Can Calet también están felices. En su caso, porque acaban siendo una snacky tapa, un aperitivo jovial, una fruslería caprichosa.

La actitud de los cerdos dibujados es la de los valores del producto. Y el estilo de estos dibujos, también desenfadado y primario (como el impulso que queremos avivar en el consumidor). El uso tipográfico, el de los colores y el de los acabados persigue estas mismas cualidades, y el recurso de añadir el descriptor de producto en un sticker metalizado de colores vivos confiere diferenciación y legibilidad (además de desparpajo). Y como los stickers tienen forma de morro y la ventana del packaging es una sonrisa… En fin, ya lo veis, ¿no? Como decíamos: cerdos felices.

Trabajos relacionados:

Vibramos
aquí

C/ Pallars 6, planta 6
08402 Granollers (BARCELONA)
T. +34 93 103 40 90
hola@vibranding.com

Haznos
vibrar

Si tu trabajo está en sintonía
con el nuestro, queremos saberlo.
Preséntate y sedúcenos en
talent@vibranding.com

Newsletter