Está al mando. Supervisa los proyectos de la agencia, reparte juego, controla y marca el camino para que el equipo del estudio tenga pautas, directrices e instrucciones pero también libertad creativa. Como él mismo dice, compartir siempre ayuda a tener un nuevo punto de vista que te hace avanzar. Es un chef, y eso se nota.