Tiene una larga experiencia en trabajos de diseño corporativo y editorial en empresas, pero también en agencia, así que entiende las mecánicas de ambos lados. Estudió diseño gráfico… ¡dos veces! ¡Y en dos escuelas distintas! Sabe mucho. Y además es dueña de una vibrante marca de ropa urbana femenina, Öland.