Punzano

Un verdadero logotipo

Branding
Diseño de logo
Comunicación gráfica
Material comercial

Juan Punzano hace fotos verité. Su estilo es muy documental y realista y tiene esa maravillosa capacidad de estar donde hay que estar sin parecer que esté. Gracias a ello, pone el ojo y dispara para retratar escenas muy íntimas y privadas de forma gigante y épica. El resultado no solo es bello; es enorme. Para un cliente así no hacen falta doscientos elementos corporativos. Hace falta una tarjeta de visita. Y un buen logotipo, evidentemente.

Algo aparentemente tan sencillo como diseñar un logotipo es un reto gráfico titánico, pero también apasionante. Y aquí somos unos apasionados del diseño.

Este es un trabajo de lettering minucioso y perfeccionista. Nos consta (porque hemos trabajado con Juan durante años) que es un fotógrafo detallista y esmerado, aplicado, meticuloso, fino, sobresaliente y enérgico. Pero también es muy verdadero. Su logotipo es todo eso. Es elegante y robusto porque usa una tipografía con un contraste marcado que sin embargo no llega al extremo delicado de las didonas. Es claro y legible. Está desprovisto de elementos decorativos superfluos y es fácil de leer y a la vez memorable.

Las letras que hemos dibujado se sostienen en un eje vertical y utilizan curvas simples y dinámicas. Todo esto transmite racionalidad técnica y honestidad. Buenas fotos retratando momentos sinceros. Finalmente, el aspecto stencil ayuda a imprimir carácter actual y modernidad, que también son valores que destacan en el estilo fotográfico de Juan Punzano.

Lo que más nos gusta es haber diseñado un logotipo que encaja en los muchos y variados instantes, episodios, sucesos y escenarios que acostumbra a retratar Juan sin contaminarlos o invadirlos. Y todo ello sin perder personalidad y autonomía.

Diseñamos para empresas con unos objetivos claros: crecer y marcar.
Escríbenos. Te ayudamos.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Trabajos relacionados
Mushroom Forestry
Calidad que crece
Taste NSW
Ostralia
Cambridge School
Un nuevo mundo